Entrenamiento FUNCIONAL por FISIOs

En el entrenamiento fisioterapéutico en rehabilitación se enseña a realizar los movimientos adecuados a a cada situación y se entrena la fuerza y resistencia muscular y la coordinación para llevar a cabo una rehabilitación específica adaptada a la vida laboral o deportiva.

Estos ejercicios, realizados con un claro objetivo, también sirven como prevención ante la aparición de nuevas sobrecargas o lesiones.
Cuando una estructura lesionada se somete a tensiones y sobrecargas de diversas intensidades, se va a adaptar gradualmente con el tiempo a cualquiera que sea la exigencia sobre ella. En FISIOHISPANIDAD, le enseñaremos cómo llevarlo acabo.

De manera específica y directa el ejercicio físico mantiene y mejora la función músculo-esquelética, osteo-articular, cardiocirculatoria, respiratoria, endocrino-metabólica, inmunológica y psico-neurológica. Por ello, realizar ejercicio físico de manera regular reduce el riesgo de desarrollar o incluso morir de lo que hoy día son las principales y más graves causas de morbi-mortalidad en los países occidentales. Aquí tenemos una lista de sus beneficios:

  • Reduce el riesgo de cardiopatía isquémica y otras enfermedades cardio-vasculares.
  • Reduce el riesgo de desarrollar obesidad y diabetes.
  • Reduce el riesgo de desarrollar hipertensión o dislipidemia y ayuda a controlarlas.
  • Reduce el riesgo de desarrollar cáncer de colon y cáncer de mama.
  • Ayuda a controlar el peso y la imagen corporal.
  • Tonifica los músculos y preserva o incrementa la masa muscular.
  • Hace a los huesos y articulaciones más fuertes y resistentes.
  • Aumenta la capacidad de coordinación y respuesta disminuyendo el riesgo y consecuencias de las caídas.
  • Mejora la actividad del sistema inmune.
  • Reduce los sentimientos de depresión y ansiedad.
  • Promueve el sentimiento psicológico de bienestar y la integración social.

Cómo punto importante para cualquier actividad, en FisioHispanidad, después de haber sido recibido nuestra evaluación y tratamiento fisioterapéutico,( fase subaguda) volveríamos a reevaluar de la postura final con sus cadenas musculares, fuerza, equilibrio y tono muscular entre otros… Es aquí un paso importante, la readaptaicón de la AVDs, sin miedos ni peligros a volver lesionarse.Nuestros profesionales, están especializados en ENTRENAMIENTO y READAPTACION FUNCIONAL a su actividad deportiva o diaria.

En el entrenamiento fisioterapéutico en rehabilitación se le enseñará a realizar los movimientos adecuados a a cada situación y se le entrenará la fuerza y resistencia muscular y la coordinación para llevar a cabo una rehabilitación específica adaptada a la vida laboral o deportiva. Para ello, disponemos de electroestimulación COMPEX inalámbrico, vibrosphere, máquina vibratoria, Boxu y discos de aires, elásticos, Fitballs..

Todos estos ejercicios tendrán un claro objetivo, la  prevención ante la aparición de nuevas sobrecargas o lesiones.

EN EL CASO DE UN DEPORTISTA…

Objetivo: Preparar al deportista para las actividades más complejas que ocurren en la fase de retorno deportivo.

El Tratamiento fisioterapéutico se centrará en la recuperación de la fuerza muscular.

  • Ausencia o mínima inflamación
  • Flexibilidad adecuada

Se aumenta la carga gradualmente sobre el tejido lesionado.

FASE DE RETORNO DEPORTIVO:

Debe existir un rango de movimiento completo y un fortalecimiento adecuado de la extremidad afectada.

La intensidad de los ejercicios de fortalecimiento aumenta en esta fase. Incrementando,la agilidad, coordinación y actividades pliométricas son realizadas a un nivel más intenso preparando al deportista para las exigencias específicas dentro de sus acciones deportivas.

Su FASE FINAL sería recuperar la capacidad máxima de correr, saltar y lanzar.

PARA TODAS LAS EDADES Y LESIONES….

Se intercalará el ejercicio excéntrico, que no es raro de ver es “una fase de cualquier movimiento donde desaceleramos una carga externa”. Con términos sencillos y por poner ejemplos: al bajar una cuesta o unas escaleras, en el momento de contacto con el suelo estamos frenando la carga que supone nuestro peso corporal.

Éste tipo de ejercicio, forma parte de nuestra vida cotidiana, pudiendo definirlo como “la realización de un estiramiento y una contracción muscular simultáneamente”

  • Necesita menos volumen de oxígeno, por lo que hay menos incremento de la presión arterial.
  • Produce una mayor estimulación a las estructuras pasivas (huesos, ligamentos, tendones y cartílagos).
  • Debido al exigente control del movimiento que se realiza durante el entrenamiento, ofrece unas condiciones más seguras y valiosas  para el tratamiento post-quirúrgico y el trabajo en torno a la rehabilitación de lesiones.

Para finalizar destacaremos sus 4 leyes básicas:

  • Desarrollar la flexibilidad antes que la fuerza.
  • Desarrollar los tendones antes que los músculos( Trabajo excéntrico).
  • Desarrollar antes el tronco que las extremidades.
  • Desarrollar estabilizadores antes que los agonistas.

No lo olvide, el ejercicio físico es la principal “píldora” para luchar contra el envejecimiento.