TENDINITIS SUPRAESPINOSO
El músculo supraespinoso ayuda a abducir el brazo. Cualquier fricción entre el tendón y el acromión, el espacio normalmente es reducido por la bursa subacromial – situada entre el tendón supraespinoso y el acromion-. A veces con el uso y desgaste, provoca la inflamación de la bursa subacromial dando lugar a una bursitis. Incluso puede haber alguna rotura parcial y completa del tendón.
Todos estos procesos caracterizan un síndrome de pinzamiento subacromial que pueden afectar generalmente a otros estructuras, además del tendón del supraespinoso.

Síntomas:

 Dolor en la cara anteromedial del hombro que irradia al cuello y parte superior de la espalda llegando hasta el codo en muchas ocasiones.

– Molestias e incapacidad al separar el brazo del cuerpo lateralmente.

 Limitación funcional y disminución en la fuerza en las actividades de la vida diaria.

– Dolor al apoyar el brazo lesionado, por ejemplo al dormir sobre ese lado.

– Dolor Nocturno.

Causas:

Las causas de la tendinitis del supraespinoso pueden dividirse en factores extrínsecos que estos a su vez, se desglosan en pinzamiento primario, que es el resultado de la carga subacromial aumentada y el pinzamiento secundario, que es el resultado de la sobrecarga y el desequilibrio muscular del manguito de los rotadores. En los atletas cuyos deportes estresantes implica movimientos repetitivos sobre la cabeza, se pueden encontrar una combinación de causas.

La tendinitis del supraespinoso también es conocida como síndrome del arco doloroso. La tendinitis y las roturas parciales en el tendón supraespinoso causa un ‘arco doloroso’, llamado así porque se siente dolor al separar el brazo del cuerpo en un arco de 60º-120º debido a que en ese tramo el tendón roza con el acromion. Puede haber otras causas de un arco doloroso. La artritis de la articulación acromio-clavicular también puede causar dolor, pero es típicamente en el final del arco, cuando el brazo está casi vertical.

Tratamiento:

El tratamiento consiste como en el resto de tendinitis o tendinosis en la aplicación de medidas antiinflamatorias (hielo, tratamiento farmacológico…), reposo relativo, y tratamiento físico (cyriax, masaje, electroterapia, etc…) así como ejercicios de fortalecimiento de la musculatura que compone el manguito rotados. Estos tratamientos no son siempre efectivos y suele prolongarse mucho en el tiempo. En fisioterapia Hispanidad, realizamos técnicas novedosas para la regeneración del téndón como la EPI y el K-láser, con evidencia científica de sus beneficios evolutivos en la lesión. Además de terapia manual y técnicas osteopáticas para mejorar la movilidad global de al cintura escapular  glenohumeral, cervicales y dorsales. Además de movilizaicón nerual de los nervios implicados, ténicas miofasciales y estiramientos + enseñanza del correcto funcionamiento de hombro.Ver más información en: http://www.fisioterapia-online.com/articulos/electrolisis-percutanea-intratisular-epi.

!No lo dude y pida una sesión con nosotros!