Dolor Neuropático: Conoce cómo identificarlo

El dolor neuropático es una condición compleja y debilitante que afecta a millones de personas en todo el mundo. A diferencia del dolor nociceptivo, que es una respuesta directa a una lesión o daño tisular, el dolor neuropático surge de una disfunción o lesión en el sistema nervioso. 

dolor neuropático

Este tipo de dolor puede ser crónico y persistente, afectando gravemente la calidad de vida de quienes lo padecen. La fisioterapia, con su enfoque integral y multidisciplinario, juega un papel crucial en el manejo y tratamiento del dolor neuropático, proporcionando alivio y mejorando la funcionalidad del paciente.

 

Síntomas

El dolor neuropático presenta una variedad de síntomas que pueden variar en intensidad y frecuencia. Estos síntomas pueden incluir:

 

  • Dolor Ardiente o”quemazón”: Una sensación de ardor constante o intermitente que puede ser muy intensa y persistente.
  • Dolor Punzante o Lancinante: Sensaciones agudas y breves que se describen como pinchazos o descargas eléctricas.
  • Hipersensibilidad: Sensibilidad exagerada al tacto (alodinia) o a estímulos que normalmente no serían dolorosos (hiperalgesia).
  • Hormigueo y Entumecimiento: Sensaciones de picazón, hormigueo o entumecimiento en las áreas afectadas.
  • Debilidad Muscular: En algunos casos, el dolor neuropático puede estar acompañado de debilidad en los músculos inervados por los nervios afectados.
  • Alteraciones del Sueño: El dolor constante puede interferir con el sueño, provocando insomnio o sueño interrumpido.
  • Síntomas Emocionales: Ansiedad, depresión y estrés son comunes en personas que padecen dolor neuropático crónico debido al impacto constante del dolor en la vida diaria.

Estos síntomas pueden ser desencadenados o empeorados por factores como el estrés, los cambios de temperatura o incluso la postura. La variabilidad en la presentación del dolor neuropático hace que su manejo sea particularmente desafiante y requiera un enfoque personalizado.

 

Diagnóstico

El diagnóstico del dolor neuropático comienza con una evaluación clínica exhaustiva. Los fisioterapeutas y otros profesionales de la salud deben realizar una anamnesis detallada y un examen físico para identificar las posibles causas del dolor neuropático y evaluar la severidad de los síntomas. El proceso diagnóstico incluye:

 

  • Historia Clínica: Recopilación de información sobre la aparición, duración y características del dolor, así como antecedentes médicos relevantes, como diabetes, infecciones virales, tratamientos de quimioterapia, entre otros.
  • Examen Físico: Evaluación de la función neurológica, incluyendo pruebas de sensibilidad, fuerza muscular y reflejos. La identificación de áreas de alodinia o hiperalgesia es crucial.
  • Pruebas Diagnósticas: En algunos casos, se pueden requerir estudios de imagen como resonancia magnética (RM) o tomografía computarizada (TC) para visualizar posibles daños en el sistema nervioso. También pueden realizarse estudios electrodiagnósticos, como la electromiografía (EMG) y los estudios de conducción nerviosa (NCV), para evaluar la función nerviosa.
  • Evaluación Psicológica: Debido a la alta prevalencia de trastornos emocionales asociados con el dolor neuropático crónico, una evaluación psicológica puede ser útil para identificar y tratar síntomas de ansiedad y depresión que puedan estar exacerbando la percepción del dolor.

Un diagnóstico preciso es fundamental para desarrollar un plan de tratamiento efectivo y personalizado que aborde tanto los síntomas físicos como los aspectos emocionales del dolor neuropático.

 

Tratamiento

El tratamiento del dolor neuropático desde la fisioterapia implica un enfoque multidisciplinario y personalizado. Los objetivos principales son aliviar el dolor, mejorar la funcionalidad y la calidad de vida del paciente. Las estrategias de tratamiento pueden incluir:

 

  1. Educación del Paciente

La educación del paciente es una parte esencial del tratamiento. Los fisioterapeutas deben explicar la naturaleza del dolor neuropático, sus posibles causas y el plan de tratamiento. Una comprensión clara de su condición puede mejorar la adherencia al tratamiento y reducir la ansiedad relacionada con el dolor.

 

  1. Terapia Manual

Las técnicas de terapia manual, como la movilización articular y los masajes, pueden ayudar a aliviar el dolor y mejorar la movilidad. Estas técnicas pueden reducir la tensión muscular, mejorar la circulación y disminuir la hipersensibilidad nerviosa. Es crucial ajustar estas técnicas a la tolerancia del paciente para evitar la exacerbación de los síntomas. 

 

  1. Ejercicio Terapéutico

El ejercicio terapéutico es fundamental para mantener y mejorar la función física. Los programas de ejercicios deben ser personalizados e incluir estiramientos, ejercicios de fortalecimiento y actividades aeróbicas de bajo impacto. El ejercicio regular ayuda a mejorar la fuerza muscular, la flexibilidad y la resistencia, además de liberar endorfinas, que actúan como analgésicos naturales.

 

  1. Modalidades Físicas

Las modalidades físicas, como la terapia de calor y frío, la electroterapia (TENS), la terapia con ultrasonido y la estimulación directa de corriente transcraneal (tDCS), pueden ser efectivas para aliviar el dolor neuropático. Estas modalidades ayudan a modular la percepción del dolor y reducir la inflamación. La elección de la modalidad adecuada depende de la evaluación individual del paciente.

 

  1. Técnicas de Relajación y Mindfulness

Las técnicas de relajación y mindfulness, como la meditación, la respiración profunda y el yoga, pueden ser beneficiosas para manejar el dolor neuropático. Estas técnicas reducen el estrés y la ansiedad, que a menudo exacerban los síntomas del dolor, y promueven un estado de bienestar general.

 

  1. Integración con Otros Tratamientos

El manejo del dolor neuropático a menudo requiere una estrecha colaboración con otros profesionales de la salud. Los medicamentos, como los antidepresivos tricíclicos, los anticonvulsivantes y los opioides, pueden ser necesarios para controlar el dolor en algunos pacientes. La fisioterapia debe integrarse con estos tratamientos farmacológicos para proporcionar un enfoque de manejo del dolor completo y efectivo.

 

En casos de neuropatía del dolor severo, pueden ser necesarias intervenciones quirúrgicas o procedimientos intervencionistas como las inyecciones nerviosas y los bloqueos nerviosos. Los fisioterapeutas deben estar preparados para coordinar el cuidado con otros especialistas y adaptar el plan de tratamiento según sea necesario.

 

Conclusión

El dolor neuropático es una condición compleja que requiere un enfoque integral y personalizado. Desde la fisioterapia, el manejo de esta condición implica una combinación de educación del paciente, terapia manual, ejercicio terapéutico, modalidades físicas y técnicas de relajación. La colaboración multidisciplinaria y la integración de tratamientos farmacológicas a y no farmacológicos son esenciales para mejorar la calidad de vida de los pacientes con dolor neuropático.

 

En la clínica Fisioterapia Hispanidad, contamos con profesionales que entienden y tratan el dolor neuropático con varias técnicas nombradas anteriormente, como la neuromodulación, la neurodinamia, o la tDCS entre otras. Un buen diagnóstico y evaluación, acompañada de un tratamiento adecuado, consigue una reducción del dolor, además de una mejora en la calidad de vida de las personas. 

Telefono: <a href="tel:952461101">952 461 101</a> - <a href="tel:647283547">647 283 547</a>
29640 Fuengirola (Málaga)
Plaza de la Hispanidad, 5 Local 1