Tratamientos y Especialidades en

Posturología

La posturología ha llegado a Fuengirola, es una disciplina del área de la salud que estudia el sistema tónico postural (STP), su regulación, alteraciones, adaptaciones y formas de tratamiento.

Para ello, hay que tener en cuenta diferentes captores posturales que proporcionan información al sistema nervioso central. Todos estos sensores que van desde los pies, ojos, boca, músculos, etc, pueden presentar disfunciones que alteren posteriormente el sistema en su globalidad.

En Fisioterapia Hispanidad, la tarea del posturólogo es evaluarlos en su individualidad y conjunto a fin de detectar las irregularidades y generar planes de tratamiento adaptados al paciente.

Fisioterapia Hispanidad en Fuengirola, cuenta con este tratamiento rápido, fiable y permanente de pacientes funcionales con dolores crónicos.

Permite localizar, identificar, jerarquizar y tratar los diferentes tejidos disfuncionales responsables de patologías funcionales mediante:

  • Una evaluación del tono que permita categorizar el paciente.
  • Unos tests sensoriales que sirvan de referencia.
  • Unas neuroestimulaciones manuales (reinicialización, saturaciones, sideraciones) adaptadas a los diferentes tejidos disfuncionales.

La posturología permite a los terapeutas manuales en Fuengirola y Costa del Sol, tratar eficazmente a pacientes funcionales con dolencias crónicas. Las estimulaciones manuales adaptadas a los tejidos corporales disfuncionales potencializan la eficacia del tratamiento, ofreciendo resultados rápidos, perennes, sin riesgo iatrogénico.

La posturología gracias a una investigación clínica global, seguida de un gesto terapéutico controlado, responde a estas cuestiones fundamentales:

  • ¿Sobre qué tejidos actuar?
  • ¿En qué lugar?
  • ¿A qué profundidad?
  • ¿Cuándo debe aplicarse la estimulación?
  • ¿Cómo verificar su aportación terapéutica?

Receptores y posturología

Posibles patologías posturológicas

  • Patologías dolorosas (cervicalgia, lumbalgia, epicondilitis, migraña, fibromialgia, calambres, síndrome del colon irritable,…)
  • Trastornos del comportamiento o cognitivos (síndrome de fatiga crónica, trastornos del sueño, problemas de ansiedad generalizados, TDAH, trastornos de aprendizaje…) están frecuentemente relacionados con una disfunción del sistema postural.