EMOCIONES Y OSTEOPATÍA, ¿QUÉ RELACIÓN TIENEN?

El tema de las emociones es de gran relevancia a nivel social. No es frecuente que se estudie desde el punto de vista de la fisioterapia pero sí se presta más atención desde el punto de vista de la osteopatía. Es más que conocida la conexión que existe entre nuestra emociones y cuerpo desde hace mucho tiempo.
En Fisioterapia Hispanidad estamos en contacto continuo con el cuerpo de nuestros pacientes. Eso no ha llevado ha adquirido un “sentido especial” donde nos permite identificar ciertas emociones que tienen relación con la rigidez, tensión emocional o estrés. Cada órgano puede actuar como un receptor de una emoción, causando una respuesta psicosomática. Hay ejemplos muy comunes como aquel sujeto que puede desarrollar una diarrea antes de una presentación o reunión importante, por tanto es fundamental conocer nuestro cuerpo, ya que cada uno solemos tener un eslabón débil, una parte más vulnerable que sufre cuando algo no va bien.
En el tema de hoy, vamos a indagar un poco más sobre nuestras emociones, en cómo afectan a nuestro cuerpo y a nuestro bienestar, y cómo desde el punto de vista de la fisioterapia y la osteopatía nos van a permitir mejorar tu salud y bienestar.

 

EMOCIONES Y CUERPO

El estado físico o emocional más frecuente a día de hoy suele ser el estrés. El ritmo de vida tan ajustado, el trabajo, la conciliación laboral y personal son las causas más comunes del estrés cotidiano. Todos lo solemos sufrir, pero no todos lo gestionamos de la misma manera, eso sí, si lo gestionamos mal estaremos creando un impacto negativo sobre nuestra salud y bienestar en general.
Cada vez que nos estresamos el cuerpo reacciona de una determinada manera. De una forma muy resumida, comenzamos a liberar hormonas de adrenalina y noradrenalina que se utilizan para aumentar la atención y responder ante la situación estresante. Hasta aquí todo bien, es un proceso sano para el cuerpo. El problema surge cuando ese proceso se mantiene en el tiempo y el estrés se vuelve crónico, de forma que en este caso el cuerpo también comenzará a liberar la hormona cortisol. Mucho estrés o un estrés crónico puede desencadenar en procesos de depresión, insomnio, dolor de cabeza, dolor de cuello, de espalda etc.
Es muy fácil ver la conexión que existe entre el cuerpo y nuestras emociones. ¡Hagamos una prueba! Piensa en alguna situación que te haga sentir alegre, cuando hayan pasado unos minutos, observa tu cuerpo. Ahora repite el mismo ejercicio, pero con una situación que te genere tristeza…, ¿ves cómo cambia tu cuerpo?
Cuando sentimos dolor físico, lo normal es que queramos tomar medidas a corto plazo para paliar ese dolor. Si bien la medicación puede ser útil a corto plazo, es importante abordar las causas subyacentes del dolor, y para ello podemos abordarlo con la terapia de masaje terapéutico  o incluso desde una parte activa del paciente a través del ejercicio donde podremos agilizar la recuperación.
La clave para encontrar un equilibrio entre el cuerpo y la emoción es conseguir una retroalimentación. Es decir, todos los pasos que tomemos para mejorar nuestro estado físico repercutirá en nuestro estado emocional, y viceversa. Aquí es donde entra la osteopatía y la terapia manual.

Mucho estrés o un estrés crónico puede ser la causa de la depresión, insomnio, dolor de cabeza, dolor de cuello, de espalda etc.

OSTEOPATÍA Y EMOCIONES

Desde la osteopatía podemos abordar procesos como el shock emocional, ya que a través de ella podemos descubrir los síntomas. Pero, ¿cómo descubrimos los síntomas si no expresamos verbalmente lo que nos pasa? Esta pregunta tiene una fácil respuesta: nuestro cuerpo y nuestra postura habla por nosotros. Desde la osteopatía tratamos la estructura global del cuerpo (fascia, músculos, articulaciones). Obviamente no podemos eliminar los factores que nos causan esa emoción, pero sí los efectos que tienen sobre nuestro cuerpo. Nosotros no gestionamos esas emociones como lo haría un psicólogo, simplemente liberamos los obstáculos que tiene el cuerpo y con esa liberación la salud aparece. La osteopatía se basa en el movimiento y muchos dolores emocionales (como puede ser la depresión), van unidos al NO movimiento. Con el movimiento, el osteópata le da libertad a nuestro cuerpo y poco a poco y tras un tratamiento global irá generando un bienestar corporal.
Además, en Fisioterapia Hispanidad contamos con una gran diversidad de tratamientos, con el que ayudaremos a nuestro cuerpo a mejorar y que esté en equilibrio y se puedan desbloquear tensiones de manera natural.

 

TERAPIA MANUAL Y EMOCIONES

              Desde el punto de vista de la fisioterapia no se ahonda tanto en las emociones o causas subyacentes del dolor, pero se ha visto los múltiples beneficios que tiene sobre el cuerpo recibir un masaje terapéutico de manera habitual.
Las terapias manuales mejoran la circulación sanguínea y la capacidad para transportar oxígeno. Además, se induce a la relajación muscular y del sistema nervioso, por lo que mejora nuestra calidad del sueño.
Como se ha demostrado en el artículo, las terapias manuales nos generan bienestar. Un problema de depresión se tiene que abordar de manera global. Es fundamental la combinación de un tratamiento psicológico o psiquiátrico con ejercicio, con una buena alimentación y masajes terapéuticos de forma periódica para que descarguen el cuerpo de todas las tensiones.
No debemos pelearnos con nuestras emociones, sino escucharlas y si no nos gustan intentar poner remedio.

Hay gran cantidad de formas y técnicas para hacerlo, y aquí en Fisioterapia Hispanidad contribuimos a generar un alivio de las tensiones y a que recuperes el equilibrio de tu cuerpo.

 

¡NOS VEMOS EN NUESTRA CLÍNICA!.

Añadir Comentarios

Ti email no será publicado. Es obligatorio marcar este campo *

Telefono: <a href="tel:952461101">952 461 101</a> - <a href="tel:647283547">647 283 547</a>
29640 Fuengirola (Málaga)
Plaza de la Hispanidad, 5 Local 1