DESGARRO MUSCULAR

¿En qué consiste? ¿Cómo se realiza su rehabilitación?

Un desgarro  o  distensión muscular es una lesión traumática en el que se ve implicada la unión miotendinosa y /o tejido conjuntivo circundante tipo vasos sanguíneos. Esta lesión se produce debido a un sobreesfuerzo, sobrecarga mecánica o sobre estiramiento del tendón y/o de los tejidos blandos alrededor del hueso. Si en la lesión se rompen las fibras de un mismo músculo sería una rotura completa. Puede cursar con un hematoma debido a la afectación de los vasos sanguíneos y con ello la nutrición y la eliminación de las sustancias de desechos. Frecuentemente ocurre entre los deportistas, por sus movimientos o acciones explosivas, tales como futbol, atletismo.. la mayoría aparecen tras un calentamiento inadecuado o una exposición de unas cargas desorbitadas sin revisión alguna.

                                               

Cierto es, que el desgarro muscular no es grave pero se necesita de un seguimiento médico y rehabilitación. Los desgarros musculares más frecuentes son los de las piernas y espalda. En las piernas serían el cuádriceps, isquios, gemelos entre otros y en la espalda afecta principalmente en los paravertebrales de la zona lumbar.

Los principales síntomas son el dolor punzante, seco e intenso, rigidez muscular e inflamación. 

Dependiendo del grado de la lesión podremos diferenciar 3 tipos de desgarros:

  • El tipo leve sería el grado uno, en el cual puedes llevar una vida muy cómoda aunque haya pequeños daños musculares, cursa con una inflamación mínima pero mantiene la movilidad completa. 
  • En cambio, el resto de los desgarros, grado 2 (moderado) y grado 3 (severo) son muy dolorosos e incapacitantes en la movilidad y carga, apareciendo un edema importante. Los dos primeros requieren tratamiento conservador mientras que el último es quirúrgico. 

Su rehabilitación en fisioterapia hispanidad se basa en reposo relativo (compresión, elevación y hielo), terapia manual (movilización activa), masoterapia con diatermia, laserterapia y punción seca, EPI en los tejidos colindantes. Una vez haya remitido el dolor se realizará un protocolo de estiramientos y ejercicios isométricos indolorosos añadiéndoles ejercicios funcionales concéntricos y más adelante excéntricos en base a su mejora y tiempo de recuperación, terminando con ejercicios de la actividad deportiva o de la vida diaria. Su recuperación estimada es de 1 a 3 semanas según la gravedad.

La laserterapia es una terapia eficaz para la regeneración de los tejidos , ayuda a disminuir el dolor y la inflamación, debido a sus efectos antiinflamatorios y analgésicos.

Para prevenir este tipo de lesiones se necesita parar la actividad deportiva para mejorar el metabolismo, fisiología e incremento del fortalecimiento. Sin olvidar de una nutrición adecuada evitando el adelgazamiento de los tejidos musculares, mejorar la circulación sanguínea y así eliminar las posibles toxicidades. También, una preparación previa del músculo con ejercicios de calentamiento, estiramientos y fisioterapia. Por último, mantener el calor con prendas térmicas y así evitar que entre el frío en los descansos de la actividad deportiva.

Si quiere saber más, no dude en consultarnos.

Añadir Comentarios

Ti email no será publicado. Es obligatorio marcar este campo *

Telefono: <a href="tel:952461101">952 461 101</a> - <a href="tel:647283547">647 283 547</a>
29640 Fuengirola (Málaga)
Plaza de la Hispanidad, 5 Local 1