¿Qué son los cólicos del lactante?

¿Qué son los cólicos del lactante?

Se sabe que la forma de expresarse el bebé es a través del llanto bien porque tenga hambre o sed, incomodidad por calor, frío o el pañal mojado, ruido ambiental o, simplemente, como forma de reclamar atención o contacto de sus padres. En esos casos el bebé se tranquiliza si se satisfacen sus demandas en cambio en los cólicos del lactante el bebé sigue llorando.

Los cólicos del lactante se definen como episodios recurrentes y prolongados de llanto intenso o irritabilidad, que suceden sin una causa aparente y que los cuidadores no son capaces de resolver. Pocas cosas pueden ser más frustrantes para unos padres que ver a su bebé llorando de manera continua sin causa aparente. Sin embargo, es algo bastante frecuente, pues en torno a una quinta parte de los niños padecen estos cólicos durante los primeros meses de vida, a partir de los 15 días de vida, siendo especialmente frecuente en torno al mes y medio y desapareciendo hacia los 4 meses de edad. Por esa razón, se conocen también como cólicos del primer trimestre.

Cólico lactante Fuengirola

La causa de los cólicos del lactante aún se desconoce completamente pero existen algunos factores de riesgos tales como:

  • Hipersensibilidad del bebé ante determinados estímulos, parto prolongado de más 10 horas, utilización de instrumental durante el parto,una tortícolis, lactancia mixta, frenillo, un mal agarre, trauma y/o infección preparto por parte de la madre que son desencadenantes de cólicos. 
  • También, se plantean causas digestivas, como la propia inmadurez del aparato digestivo de los bebés, con mucha facilidad para que las fibras musculares del intestino se contraen generando cólicos dolorosos y dificultad para expulsar los gases asociados alteraciones en la flora bacteriana intestinal o la presencia de estreñimiento por causa genética.  
  • Pueden estar influidos por factores psicológicos y sociales, como una excesiva estimulación del bebé, una respuesta exagerada o ansiosa ante su llanto, cambios constantes en la rutina diaria, así como el cansancio y la inexperiencia de los padres (es más frecuente en el primer hijo). 

En cuanto a la dieta, hay pocas diferencias entre el tipo de lactancia, aunque con leche materna son algo menos frecuentes. La alergia a la leche de vaca puede ser un desencadenante de los cólicos en una pequeña parte de los casos, que mejorarían al usar una fórmula láctea especial o al retirar los lácteos de la dieta de la madre en el caso de que reciba leche materna. Además de la recomendación de  tomar probióticos tanto el bebé, que sería el reuteri como la madre ,en caso de lactancia materna o mixta.

 

¿Cuáles son sus síntomas?

Lo característico de los cólicos del lactante son ataques de llanto de inicio repentino, episódico, inconsolable, más frecuentes durante la tarde y la noche, durante más de 3 horas al día, más de 3 días a la semana (la regla de 3). El bebé suele encoger las piernas sobre el abdomen y cerrar los puños, manteniéndose vigoroso, agitado, irritable y con la cara enrojecida por el esfuerzo. Cuando el llanto cede, se vuelve a encontrar con un aspecto normal. 

¿Cómo se diagnostican?

Normalmente son los familiares lo que detectáis por ello no es necesaria ninguna prueba diagnóstica, pues viene dado por el llanto característico unido a una exploración normal del bebé por el pediatra. En la exploración se buscan otras causas que pueden provocar dolor (un golpe, otitis, etc.). Si el niño se encuentra muy decaído o con fiebre deben descartarse otros problemas como infecciones o invaginación intestinal.

En fisioterapia Hispanidad realizamos una evaluación del tipo de cólicos a través de un cuestionario validado por la universidad de fisioterapia de Sevilla de la mano de la Dr Raquel Chillón. Consiste en una batería de preguntas en las cuales vemos la gravedad del cólico, los hábitos posibles sugerirles de modificar y los objetivos a tratar.

 

¿Qué puedo hacer?

No existen remedios universales para los cólicos del lactante por ello es importante entender que es un trastorno benigno que acaba desapareciendo por sí solo con el tiempo (es raro que dure más allá de los 4 meses de edad) y en el que la familia debe armarse de paciencia. Su pediatra le ayudará a descartar que el llanto se deba a otro tipo de problemas o a alguna enfermedad, pero es difícil que encuentre una solución eficaz y rápida como todos desearían.

  1. Cambios posturales, es decir, tras comprobar que el bebé está limpio y no tiene hambre, cogerlo en brazos para reconfortarlo, buscando la posición en la que se encuentre más tranquilo y antiálgica (boca arriba o abajo, horizontal o vertical, con los brazos o sobre su pecho, etc.)intentando transmitirle tranquilidad y cambiarlo a otra posturo antes de iniciar un llanto.
  2. Comprobar que el agarre sea correcto a través de la consultora de lactancia y descartar frenillo lingual.Si el bebé hace las tomas con mucha avidez es posible que trague mucho aire. Para ayudarle a eliminar los gases recuerde sujetarlo unos minutos después de la toma en posición vertical para que pueda expulsarlos eructando. Si toma leche materna, es importante asegurarse de que el bebé vacíe bien un pecho antes de cambiarlo al otro, pues la leche que sale al vaciar por completo el pecho es más rica en grasa y energía, por lo que sacia mejor el hambre. A veces puede haber complicaciones por el pezón de la madre, grietas en pecho, dolor y/o mal funcionamiento de la lengua del bebé, de ahí la frustración y estrés de que todo puede generar por ello antes de hacer modificaciones es conveniente consultar con su pediatra y realizar una consultoría de lactancia.
  3. Hacer uso de biberones anticolicos tales como  suavinex zero anticolico tetina tipo A (en caso de frenillo 3-4, Braun o man anticolico  (tipo 1-2) y tipo  1(lengua normal), lactancia materna happy mami.
  4. Realizar ejercicios para facilitar expulsar los gases como coger sus piernas y pies con movimientos de bicicleta y empujar con sus rodillas el abdomen, pueden ser de gran utilidad.
  5. Utilizar el porteo que más ergonómico esté el bebé y fácil sea para los padres. Algunos se encuentran más a gusto envueltos en una manta con contacto piel con piel con su papá o mamá. Las marcas recomendables de los portabebés son ergobaby, neko witch,fidela fusion 2.0 y baby monkey.
  6. Botar en la pelota con el bebé en brazos y/ o hacer sentadillas. El llanto se calma meciéndose suavemente con la vibración por eso muchos de ellos se calman dando un paseo en su cochecito o en automóvil.
  7. Tomar probióticos tanto elbebe como la mamá en caso de lactancia materna. Se ha evidenciado que los cólicos mejoran con el uso de probióticos (microorganismos propios de la flora intestinal) tales como las gotas del reuteri. Además, si la madre toma algunos probióticos compatibles con lactancia tales como… ayudan a prevenir el asma del bebé los primeros 6 meses. 
  8. El último pero no menos importante sería, añadir a la rutina diaria un masaje en su barriguita específico, ajustando la presión y el tiempo previo al llanto. Acabando con el masaje global de extremidades, cara y espalda. Se ha demostrado que el estímulo táctil a través del masaje reduce el estrés y por tanto el dolor al bebé, generando un efecto beneficioso en el descubrimiento del esquema corporal del bebé además de un refuerzo de vinculación entre sus familiares. En fisioterapia Hispanidad le ayudaremos a cómo realizarlo correctamente siendo un momento muy especial de vinculación entre los padres y el bebé.

Muchos de vosotr@s nos preguntáis si es eficaz los productos de parafarmacia comercializados para los cólicos del lactante, pero su eficacia es más aparente que real, similar a la que se consigue usando un placebo, pues los cólicos también se interrumpen y acaban desapareciendo por sí solos. Lo mismo se puede decir de las infusiones o los productos homeopáticos. Algunas plantas naturales, como el anís estrellado, pueden ser peligrosas, pues administradas en exceso provocan intoxicaciones graves.

¿Cómo se trata en Fisioterapia hispanidad?

     En fisioterapia Hispanidad abordamos desde el conocimiento de la terapia manual a nivel de técnicas articulatorias en cervicales y miofascial en la musculatura cráneo cervical y visceral. Nuestro objetivo es restablecer la movilidad de los segmentos vertebrales relacionados con la inervación del diafragma, relajar la musculatura diafragmática, eliminar puntos tensionales de los medios de fijaciones viscerales y restablecer la motilidad intestinal.

Desde la osteopatía pediátrica damos otro enfoque al cólico del lactante. A menudo el bebé tiene tensiones acumuladas en el cuello y pelvis debido a los partos o posiciones intrauterinas determinadas, que son zonas de gran importancia por ser el origen de los nervios que inervan el aparato digestivo. A nivel de la nuca, tendríamos el nervio Vago que se ocupará de regular el buen funcionamiento de la parte superior del tubo digestivo desde la garganta hasta el intestino grueso.

Se realizará una inspección de la charnela atlantooccipital, de tensiones pélvicas, charnela lumbosacra y toracolumbar. Buscando mediante test de movilidad y de palpación restricciones de movimiento o cambios en la calidad de los tejidos: temperatura, sudoración.. observamos el aspecto del abdomen y textura como timpánico, espástico o mixto. Esta clasificación nos permitirá elegir qué maniobras manuales sobre el abdomen están indicadas y cuáles no así como la intensidad de las mismas.

En cuanto a las técnicas osteopáticas en Fisioterapia Hispanidad son directas de corrección del balance de la tensión ligamentosa (BLT) y balance de la tensión membranosa (BMT), buscando el punto de equilibrio de la tensión (still point). Se realizan suaves maniobras para relajar las tensiones existentes en nuca y pelvis para mejorar el control nervioso del sistema digestivo, además relajan al bebé y ayudan a descansar mejor. También daremos un masaje alrededor de la lengua, el paladar, la mandíbula y la parte anterior del cuello, para asegurarnos que la succión se realiza de la manera más eficaz.

Por último, relajaremos toda la zona del diafragma para mejorar la respiración, a menudo muy tenso debido al llanto prolongado y flexibilizaremos todo el tubo digestivo del abdomen para mejorar su movilidad y con ello la evacuación de gases y materia fecal. 

Si los cólicos no son muy agudos con unas tres sesiones de tratamiento los síntomas del cólico del lactante deberían estar prácticamente resueltos. Las reacciones al tratamiento variarán dependiendo de cada bebé y su historia, aunque tras la primera sesión ya se debe notar cierta mejoría si no hay otros problemas asociados. 

Además, enseñamos a los padres a realizar cambios posturales y un masaje con ejercicios en casa para mantener los efectos del tratamiento en la mejora bebé.

¿Qué consecuencias tienen?

Afortunadamente, pese a todas las preocupaciones que puede generar, los cólicos del lactante son un trastorno benigno, que desaparece por sí sólo tras los primeros 3 meses de vida y que no produce secuelas en el niño.El llanto frecuente y prolongado de un bebé puede alterar considerablemente la vida familiar, pues el cansancio y la preocupación se van acumulando progresivamente. Por eso es importante tener en cuenta el necesario descanso de madres y padres, revelándose en su cuidado, buscando apoyo de algún familiar e incluso dándose algún día de «vacaciones» en el cuidado del bebé.

Si su bebé padece un cólico, no lo deje, acuda al profesional especializado. En fisioterapia Hispanidad le atenderemos y acompañaremos a su bebé.

Añadir Comentarios

Ti email no será publicado. Es obligatorio marcar este campo *

Telefono: <a href="tel:952461101">952 461 101</a> - <a href="tel:647283547">647 283 547</a>
29640 Fuengirola (Málaga)
Plaza de la Hispanidad, 5 Local 1